Vídeo noticias por cortesía de agencia RoiPress

sábado, 11 de enero de 2020

Amazon quiere dar un susto a la logística creando su propia red de reparto





España (EUROPA) - En 2019 llegó la 'fiesta' del comercio online. Y en 2020 se espera la resaca. La velocidad de crucero que ha tomado este canal de venta en el último año ha exigido que gigantes del sector como Zara, El Corte Inglés o Mercadona hayan tenido que volcarse para satisfacer las necesidades de sus consumidores y no ceder terreno a Amazon. El ritmo no bajará en el año que entra y empezarán los daños colaterales. 

  • Los expertos del sector de la distribución pronostican un año con un protagonismo claro para los efectos secundarios de un aumento exponencial del e-commerce. Un escenario donde los movimientos del gigante estadounidense volverán a recibir todos los focos

«Uno de los grandes problemas que surgirá con el ascenso del e-commerce serán las no-ventas», destaca Laureano Turienzo, experto y presidente de la Asociación Española del Retail (AER). «En particular, uno de los principales es que están generando en muchas empresas ventas no reales. La información que diariamente están leyendo sobre las ventas multimillonarias de internet están masivamente dopadas», añade.  




publicidad



 La compañía de investigación de mercados Forrester estima que sólo en Estados Unidos se venderán online en el próximo año productos por valor de alrededor de 138.000 millones de dólares, un 12,7% más de lo que se ha movido en este último año. Por su parte, los datos de Adobe Analytics apuntan a que esta cifra se elevará hasta los 143.700 millones de dólares, un 14,1% más que en 2019. Las cifras que facilitan analistas de casas como CBRE, Optoro o UPS sobre las devoluciones de lo comprado en el canal online estarán en torno a los 42.000 millones de dólares. Unos datos que elevan este concepto entre el 13 y el 15%.

Los pedidos de comercio electrónico pueden tener aproximadamente el triple de la tasa de devolución en comparación con las compras en la tienda. «Cada vez se vende más por internet. Esto es indudable, y sin duda beneficioso para el retail y para los consumidores, el e-commerce entre otras cosas ha obligado a los retailers a ser mejores, y a tener mejores tiendas físicas«, matiza Turienzo.  



publicidad


Más protagonismo para Amazon
En España, la omnicanalidad de Inditex sigue siendo una referencia para el resto de los retailers. La experiencia de la nueva oferta online de Mercadona se convierte en la gran incógnita. La compra de alimentación por Internet sigue siendo una parte muy pequeña de la tarta pero, si alguien la puede hacer grande es Mercadona. Una progresión que está esperando Amazon para aumentar su protagonismo y dar su mordisco también a la venta online de gran consumo.

Pero Amazon también se prepara para dar un susto a la logística, ya que tiene las intenciones de crear su propia red de reparto. «Esto podría afectar a muchas empresas de paquetería en la última milla», considera Jacinto Llorca, experto en marketing y CMO en Vrio. «Amazon, y antes empresas como Zappos, instauraron la barra libre gratis de envíos y devoluciones a coste cero para los consumidores. Los demás, les emularon», recuerda Laureano Turienzo.

Todo verde
La logística es la que más debe absorber estos retos. El aumento del volumen del comercio online llega acompañado de la vida sostenible de las empresa. «La logística debe acompañar la evolución del retail hacia la ecología y la sostenibilidad en sus operaciones. Empezaremos a ver más movilidad eléctrica asociada al e-commerce», apunta Jacinto Llorca.

«El consumidor, para elegirnos, nos exige que seamos sostenibles», explica a este medio Manuel Loring, CEO EMEA de Grupo Telepizza. «El consumidor está conectado e informado y no quiere aburrirse. Es un consumidor comprometido con el progreso y exige lo mismo de nosotros», apunta el portavoz de la multinacional.

Laureano Turienzo también consideran que ya estamos inmersos en un mundo de estrategias de los retailers que generen un consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente. Un escenario que subirá el listón y que se cobrará alguna víctima. «Veremos cómo caen más retailers en el sector de la moda, distribución de productos electrónicos, y grandes almacenes», predice el experto. Aunque para nada habrá 'una sola gota' de apocalipsis retail. «En el mundo habrá más tiendas físicas el 31 de diciembre de 2020 que las que había el 31 de diciembre de 2019«, concluye el presidente de la Asociación Española del Retail (AER).



No hay comentarios:

Publicar un comentario