Vídeo noticias por cortesía de agencia RoiPress

viernes, 10 de enero de 2020

Se analice como se analice, España es un país de miniempresas, el 82,7% tienen dos o menos empleados





España (EUROPA) - España es un país de microempresas, la inmensa mayoría con dos o menos trabajadores, muchas de las cuales, además, declaran pérdidas. Sólo las compañías consideradas grandes obtienen beneficios por encima de los 6 millones euros anuales. El tamaño de las empresas es, tradicionalmente, uno de los problemas de la economía española, sobre todo, a la hora de crear y mantener empleo. Además, la vida de las sociedades es más que peligrosa. Sólo un 16,7% han superado los 20 años de vida, la mayoría de ellas grandes.

  •   El 82,7% tienen dos o menos empleados. El 16,7% de las sociedades no sobreviven más de 20 años 
 
El número de empresas activas en España alcanzaba los 3,36 millones a principios de 2019, fecha de los últimos datos disponibles, según las estadísticas del Directorio Central de Empresas (DIRCE), del INE. El informe, recién aparecido, es una verdadera radiografía del tejido empresarial español, que se complementa con los datos recopilados por la Central de Balances de Banco de España.   




publicidad



  La inmensa mayoría de las empresas españolas, el 82,74%, tienen dos o menos trabajadores. De hecho, 1,88 millones de sociedades, del total de 3,36 millones, no tienen trabajadores y otras 900.000 tienen uno o dos empleados. Por el contrario, apenas el 2,09%, es decir, 70.720, tienen 20 o más personas en sus plantillas. Todos los grandes sectores de actividad tienen muy pocas empresas con más de 20 trabajadores. 


Destaca, no obstante, la industria, en donde hay 16.240 empresas, el 8,25% de total, que superan la veintena de empleados en nómina. En el comercio solo hay un 1,54% de compañías en esa situación; el 1,65% en la construcción y el 1,77% en lo que se denomina otros servicios. Los bajos porcentajes de empleados, sobre todo en las empresas de la industria y la construcción, indican que las subcontrataciones están generalizadas y que, a su vez, se cierran con compañías con muy pocos trabajadores.  



publicidad



Las subcontrataciones están generalizadas en las compañías españolas
Los datos de DIRCE son compatibles y complementarios con los que recopila el Banco de España, que utiliza información de los Registros Mercantiles. Para el ejercicio 2018, la Central de Balances procesó datos de 537.923 empresas, privadas y públicas, no financieras, divididas en cuatro categorías: Grandes empresas, que son las que tienen más de 250 trabajadores; empresas medianas -menos de 250 trabajadores y más de 50-; empresas pequeñas -menos de 50 y más de 10-; y microempresas, que son las que dan trabajo a menos de 10 personas. Como en las estadísticas de DIRCE, la inmensa mayoría de las compañías estudiadas por la Central de Balances son microempresas, 463.148 de un total de 537.923, es decir, un 86,01%. Se analice como se analice, todo confirma que España es un país de miniempresas.

Sin beneficios
La Central de Balances también ofrece información sobre los resultados de las empresas estudiadas, que podrían ser extrapolados al total, ya que la muestra que utiliza el Banco de España, más de medio millón de compañías, es decir, un 16% de total activas, es un porcentaje más que significativo para obtener conclusiones desde el punto de vista estadísticos. El 65% de las compañías obtiene beneficios, mientras que el 35% restante arroja pérdidas. El dato explicaría, quizá, el que sólo el 16,7% de las empresas sobrevivan más de 20 años. Las cifras absolutas de beneficios y pérdidas, según los datos de la Central de Balances, también llaman la atención. Las empresas con beneficios ganaron 85.719 millones de euros en 2018, de los que 70.258 procedieron de 11.732 grandes compañías, lo que arroja una media de 6,17 millones de euros de beneficios por empresa. En el caso de las empresas medianas, la media de beneficios se redujo a 500.000 euros, mientras que las pequeñas empresas ganaron 120.000 euros de media y las 293.915 microempresas con beneficios tuvieron unas ganancias anuales medias de 25.000 euros.

El mapa de las empresas con pérdidas es igualmente fascinante. Un total de 184.837 empresas perdieron 19.022 millones de euros en 2018. Otra vez, la inmensa mayoría -169.233, el 91,5% de las que pierden- son microempresas con menos de diez empleados. Sus números rojos fueron de unos 20.000 euros de media. Esas cifras aumentan también con el tamaño de la compañía. Las empresas pequeñas -de 10 a 50 trabajadores- arrojaron una media de 100.000 euros de pérdidas, que se elevan a 200.000 en las empresas medianas y superan los 2,11 millones en el caso de las grandes empresas, las de más de 250 trabajadores.







No hay comentarios:

Publicar un comentario