Vídeo noticias por cortesía de agencia RoiPress

lunes, 31 de agosto de 2020

Soluciones Electrón: Los mejores consejos para ahorrar energía eléctrica

/COMUNICAE/

De la mano del GRUPO ELECTRÓN se aportan estos interesantes consejos vistos desde la perspectiva de los especialistas en instalaciones eléctricas orientados a la reducción del consumo eléctrico


Hay muchas maneras de ahorrar energía. En la vida cotidiana, pequeñas acciones pueden ayudar a reducir significativamente el consumo.

A largo plazo, las reformas destinadas a mejorar el rendimiento energético de la vivienda pueden suponer un ahorro sustancial incluso al elegir la bombilla adecuada se puede ahorrar energía..

¿Qué es el consumo de energía?
Antes de abordar las cuestiones relacionadas con el consumo y el ahorro de energía, es necesario definir con precisión qué es y cómo se calcula. El consumo de energía es la cantidad de energía utilizada por un aparato eléctrico o un hogar. Existen métodos que permite realizar un balance energético de una propiedad y así calcular con precisión el consumo de energía.

Un electricista profesional en instalaciones eléctricas puede realizar un diagnóstico de rendimiento energético que dará una idea precisa del consumo de energía de una vivienda.

Calcular el consumo de energía con el método
El método se aplica a todas las viviendas estándar. El proceso se basa en una ocupación diaria promedio de 16 horas durante la semana, por ejemplo, de 10 a 18 horas y 24 horas durante el fin de semana. También se prevé una ausencia anual de una semana por año en invierno y dos semanas por año en verano. Además, se señala que la temperatura media durante el día es de 19°C y que la temperatura de calefacción utilizada durante la noche es de 17°C en promedio.

También se estipula que el cálculo del consumo de agua caliente sanitaria debe tener en cuenta la superficie habitable de la vivienda, así como la tasa de ocupación estándar. Además, para calcular el consumo de energía de una propiedad se requieren datos climáticos medios departamentales. Esta información varía según la ubicación de la propiedad. Varios sitios también ofrecen simuladores de consumo de energía para facilitar la tarea de los hogares.

Las clases de consumo de una vivienda
El consumo de energía de una vivienda permite clasificar las propiedades según la clase de consumo, que va de la A a la G.

En general, las clases representan el rango de consumo en el que se encuentra la vivienda.

  • Los edificios de baja energía, clasificados A, consumen de 0 a 50 kWh/m2/año.
  • Los edificios de clase B son viviendas que gastan entre 51 y 90 kWh/m2/año.
  • La clase C incluye viviendas con un consumo de 91 a 150 kWh/m2/año.
  • La clase D, por otro lado, incluye viviendas que consumen entre 151 y 230 kWh/m2/año.

Otros métodos de cálculo del consumo
El consumo de energía de una vivienda puede calcularse a partir del consumo real de los aparatos eléctricos. Simplemente se puede multiplicar el número de horas de uso a lo largo del año por la potencia de los aparatos en kWh.

Los aparatos de calefacción son generalmente los que más energía consumen. El consumo representa casi el 50% del gasto energético de una vivienda.

La producción de agua caliente consume en promedio 143 kWh/año por residente. Mientras que el consumo medio de energía de los electrodomésticos y la iluminación es de unos 200 kWh/año por inquilino.

¿Cómo reducir el consumo?
Hay muchas maneras de reducir el consumo de energía y por lo tanto la factura anual, además no solo es ahorrar también se debe tener todas las precauciones para proteger a los niños de los riesgos eléctricos.

  • Aislar la vivienda de manera más eficiente: ático, paredes, piso, vidrios...
  • Comprar electrodomésticos con una etiqueta energética de al menos clase A+ ;
  • Utilizar bombillas de luz respetuosas con el medio ambiente;
  • Utiliza la iluminación adecuada para el baño
  • Apagar las luces al salir de las habitaciones;
  • Bajar la temperatura a 19 grados en las salas de estar y 16 grados en las habitaciones;
  • Los aparatos de descarga que permanecen en modo de "espera";

Ahorrar energía con gestos sencillos
Tomar medidas para reducir el consumo de energía es un enfoque saludable. Alivia la cartera y es un gesto esencial para la preservación del planeta. En este sentido, la energía más barata es ciertamente la energía que no se consume.

Los beneficios de ese enfoque pueden apreciarse rápidamente adoptando diariamente unos pocos gestos ecológicos.

Gestos para el ahorro directo
Hay docenas de gestos que son bastante fáciles de aplicar y que generan un beneficio directo. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Cerrar una persiana o correr una gruesa cortina en las ventanas de las habitaciones con calefacción puede reducir considerablemente la pérdida de calor.
  • Cerrar las puertas de las habitaciones que no se calientan a la misma temperatura que el salón de estar también puede resultar en un ahorro sustancial.
  • Bajar la temperatura de las habitaciones en 1 o 2°C es también una forma de reducir el consumo.
  • Si se tiene la posibilidad, ajustando el termostato de la habitación según la ocupación diaria o semanal de la vivienda evitará la calefacción innecesaria.
  • Al elegir una ducha en lugar de un baño, se puede usar de 2 a 4 veces menos agua... El flujo clásico de un cabezal de ducha es de 15 a 20 litros por minuto. Un baño generalmente representa de 150 a 200 litros de agua.
  • El agua caliente para lavar los platos sólo es útil para facilitar el desengrase en el momento de la limpieza. Para enjuagar, se puede usar agua fría.

Reformas para ahorrar energía a largo plazo
Se puede desear ir más allá y reducir el consumo de manera sostenible, vale la pena considerar inversiones.

Mejorar el aislamiento de la vivienda y cambiar el sistema de calefacción a un sistema más eficiente y de mayor rendimiento energético, establecer sistemas que aprovechen las energías renovables... Todos estos pasos permitirán, dependiendo de la vivienda o negocio, ahorrar a largo plazo.

Aunque estos proyectos pueden representar inversiones más o menos significativas, se puede tener el mérito de preservar el valor de la vivienda, mejorar el confort y reducir, mes tras mes, las facturas de energía.

Fuente Comunicae



from Notas de prensa en RSS https://ift.tt/3hQsJnS
via IFTTT

No hay comentarios:

Publicar un comentario